ugg españa outlet online FOTOS Y VIAJES DE UNA VIDA

botas ugg para hombre FOTOS Y VIAJES DE UNA VIDA

Después de una larga espera, por fin me atrevo a terminar el recorrido que nos marcamos por Marruecos. Este capítulo será el último de Melilla y el último del viaje que nos llevó a conocer Fez, Meknes, Azrou y sus bosques de cedros. Las vacaciones tocaban a su fin después de pasar una noche en Melilla. Pero aún teníamos media maana para despedirnos de la ciudad autónoma. Fue una jornada de despedida en la que también tuvimos la ocasión de conocer más de cerca el drama de la frontera entre Europa y frica. Se podría decir que en esta última parte del viaje el modernismo dejó paso al chabolismo.

Después de una noche de tapeo bastante intensa, nos levantamos algo resacosos. Todavía no sabíamos en qué hora nos movíamos. Además, era nuestro último día de vacaciones antes de regresar a casa. Teníamos por delante unas cuantas horas antes de que nuestro avión con destino a Madrid partiese desde Nador.

Nuestro avión partía a las seis de la tarde del aeropuerto de Nador, situado algo así como a hora y media de Melilla. El plan era dar un paseo de despedida por la zona moderna de la ciudad y otro por la zona antigua. A eso de las dos de la tarde dejaríamos la ciudad para acercarnos a la frontera. Desde allí teníamos que tomar un taxi hasta el aeropuerto. Si los cálculos no nos fallaban, tendríamos tiempo de dar un garbeo por las proximidades de la valla fronteriza.

De la zona moderna nos fuimos al puerto, próximo a la ciudad antigua

Allí nos encontramos con un pequeo hombrecillo.

Bordeando la muralla y buscando pasadizos secretos

De la que estábamos dando un paseo por la ciudad antigua, nos encontramos con el hombre que nos atendió en la oficina de turismo el día anterior. Una vez más hizo gala de su hospitalidad y nos animó a visitar los principales lugares de esta zona centenaria de Melilla. Sin su ayuda no hubiésemos comprendido el legado de las piedras.

Los antiguos aljibes donde se almacenaba el agua del puesto en el medievo

Luego nos introdujimos en la historia la ciudad

Como nos explicó nuestro hombre guía, la antigua ciudad está formada por varias fortalezas. Cada una de ella sirvió para ampliar la defensa primitiva en distintas épocas. Si uno observa con detenimiento puede ver cómo se desarrolló un puesto creado para defenderse a si misma y abastecer a los navios espaoles.

Representación histórica en el interior de la fortaleza melillense

Diferentes puertas defensivas para evitar un ataque directo

En uno de los fosos, nos despedimos de la ciudadela

Y en la cámara de comercio, dijimos adiós al Modernismo

La maana pasó como un tiro. Cuando nos quisimos dar cuenta estábamos subidos en un autobús que nos llevó desde la plaza principal hasta la frontera de Beni Enzar. El viaje fue bastante peculiar. Fuimos prácticamente hacinados entre gritos y cosas similares. Fue como prepararnos mentalmente para llegar al barrio que hace de frontera con Marruecos. A partir de ahora el modernismo melillense iba a dejar paso al chabolismo. Opulencia y pobreza en apenas trescientos metros. Todo, claro está, separado por una valla de tres metros de alto.

Suciedad y comercios al por mayor, clásicos en el barrio

Aquí la gente compra y vende de todo

Tirar fotos en este lugar no fue tarea fácil. Por un lado estaba el miedo a que me dijesen algo. Además, lo que estábamos viendo era de tal crudeza que a veces paralizaba nuestros actos. Aun así, me colgue la cámara al cuello y disparé con disimulo. Quería que vieseis por vuestros propios ojos lo que allí se cuece.

Llegando a la frontera, al fondo, el puesto de policía

Cuando llegamos a la frontera, dimos un paseo para conocer el ambiente. Allí pudimos ver como los hombres y mujeres de uno y otro lado de la valla cambiaban todo tipo de productos. La desigualdad era patente. Lo que para unos ya no tenía uso, para otros seguía teniendo vida: neumáticos, ropa, fruta en malas condiciones, electrodomésticos. También abundan las tiendas al por mayor. Muchos marroquíes compran en Melilla productos que no existen o que son muy caros en su país. Las mantas, el papel higiénico y enseres de limpieza eran las piezas más preciadas.
ugg españa outlet online FOTOS Y VIAJES DE UNA VIDA