botas ugg hombre baratas Diez sitios donde comer en grandes cantidades en Córdoba

ugg australia Diez sitios donde comer en grandes cantidades en Córdoba

Desde ABC os presentamos la guía de los diez lugares donde comer platos de calidad a mansalva. Bienvenidos sean los michelinesROCO TINAJEROTu correo electr

Su correo electr

Exquisiteces aparte, muchas ocasiones buscamos sitios donde comer bien y en cantidad. Desde ABC os presentamos la guía de los diez lugares donde comer platos de calidad a mansalva. Bienvenidos sean los michelines

12345678910Bar Mesón El TemaAquí el tema en cuestión son las raciones en grandes cantidades y, en esto, el Bar Mesón El Tema sabe demasiado. Sus platos estrellas más demandados por el público son las papas bravas, frituras de pescado, parrillada y las berenjenas fritas. Con los aos, este pequeo mesón fue acumulando adeptos tras el incremento paulatino de más cantidad de comida en sus platos. Así, se ha ido convirtiendo en un gran local con un salón con capacidad para 150 personas. La mayoría de su clientela, además de la habitual del barrio, procede de todos los puntos de la capital, atraídos por sus buenos platos y su gran tamao. Comidas de empresa, familiares y de amigos abundan en fechas sealadas. Según fuentes del bar: Aquí, una media ración es como una ración completa en cualquier otro lugar. Por eso, la gente concienciada ya del volumen comestible suele pedir medias raciones con las que se quedan más que satisfechos. sta ronda los 8,5 euros a los 11 de la ración entera. El Mesón situado en la calle Periodista José Luis de Córdoba, frente a la plaza El Moreal, cuenta también con otro local en la calle Isla Tabarca del barrio del Arroyo del Moro. Ambos disponen de un horario de lunes a domingo de 11 de la maana a 17 de la tarde y de 20 a 1 de la madrugada.

La Cigala del SurRaciones grandes y de calidad son sinónimo de La Cigala del Sur. Son especialistas en rabo de toro, salmorejo o su súper maxi flamenquín que deja boquiabiertos a todos los que visitan el bar. También mariscos y pescados y diferentes tipos de carne se incluyen en una extensa y variada carta. El precio medio de sus platos ronda los 7 euros y medio. Este negocio, encabezado por el matrimonio Valentín López y Juana Corona desde el ao 1979, se encuentra en la calle Virgen de los Dolores, 10, muy cerca del centro de la ciudad. Amplios salones y una extensa terraza ofrecen un ambiente agradable para pasar un día distendido entre amigos.

El MonacilloSon especialistas en huevos de avestruz. Pueden imaginarse las dimensiones de estos huevos con los que unas cuatro o cinco personas pueden comer perfectamente un mismo plato y sentirse bastante llenos. También son famosos por sus flamenquines caseros que oscilan los 50 centímetros. El dueo del bar, Ignacio Mengual, afirma que, por naturaleza, ya no sabe cocinar flamenquines más pequeos. La explicación es entendible teniendo en cuenta que los huevos con los que cocina pesan hasta los dos kilos. Además de estas dos especialidades, también ofrecen otras variedades en gran tamao como el pulpo a la gallega o el abanico ibérico que se trata de una carne bastante jugosa que tiene menos grasa que el secreto pero más que la presa y está muy rica. Su fórmula de grandes cantidades se utilizó en un principio para atraer al personal pero, de una forma u otra, se han ido haciendo habituales después de los 14 aos que llevan abiertos al público. En un primer lugar en la barriada de Arroyo del Moro y ahora en el Parque Empresarial Pedroches desde las 5 de la maana (porque sirven también desayunos) hasta las doce de la noche. Tanto los trabajadores de la zona como sus asiduos clientes disfrutan de unos platos muy económicos que oscilan entre los 4 euros las medias raciones a 7 ó 9 las enteras.

Taberna RafaleteLos emblemas del Rafalete son sus pinchos morunos y los cogollos al ajillo ya que son los más demandandos tanto por su sabor como por su tamao. También el rabo de toro con berenjenas a la miel y las patatas al pelotón (patatas, huevo y jamón) incluidos en una extensa carta de 110 platos de comida totalmente casera y con referencias a la ciudad. Una gran variedad (ensaladas, carnes, pescados o revueltos) que unida a la fórmula de gran cantidad consigue que los clientes coman bien y se queden satisfechos. Los visitantes son muy variados, desde vecinos del barrio a turistas que visitan Córdoba y que acuden al Rafalete por su variedad y consistencia. Según el encargado del bar, ngel Fernández, la gente sabe que pidiendo medias raciones comen perfectamente. Estas oscilan entre los tres euros y medio a cinco para las medias y de seis a nueve las enteras. Aparte del situado en el centro de la ciudad, en la calle Diario Córdoba, cuentan con otros locales en el Brillante, Arroyo del Moro, Centro Comercial Eroski y frente a Mercacórdoba en horario de 12 de la maana a 17 de la tarde y de 20 a 1 de la madrugada. Como apunte a destacar: es el primer bar que cuenta con la misma carta de platos pero sin gluten, adaptada a las personas celíacas.

El BonilloEste bar situado en la Calle Sagunto, 27 es famoso en su barrio y ya, en toda Córdoba, por sus raciones descomunales. Si estás a dieta, abstente de visitar este bar. Sus platos disminuyen de tamao cuando la comida se posa en ellos. Esto pasa, sobre todo, con su reconocido flamenquín cordobés elaborado artesanalmente. Muchos se resisten a terminarlo porque es demasiado grande. Otros, sin embargo, apuestan por conseguir tal objetivo. Además de esta especialidad, sirven otras muchas de la cocina tradicional como la fritura de pescado y marisco, salmorejo o puntillitas, a unos precios muy económicos. Disponen de una terraza para esta época estival.

Bar SaraAlto y claro y que se entere todo el mundo, el bar Sara, situado en la Plaza de la Marina Espaola, local 46 del barrio del Figueroa, sirve el pepito de lomo en pan de pueblo más grande de Córdoba. Su secreto es el buen sabor que tiene y su tamao. Cualquiera que lo pruebe se quedará bastante saciado. Pero no sólo esto, también presumen de preparar un churrasco descomunal o los pinchos de carne que te llenas con solo mirarlos. Este bar lleva unos 44 aos ofreciendo platos de comida casera de calidad y en cantidad, a lo bestia como los cogollos de lechuga con ajitos fritos especiales o su salmorejo de sabor fuera de lo normal. La tercera generación familiar continúa con este local que abre sus puertas al público en horario de 11 de la maana hasta la madrugada, mientras que en verano sólo abre en turno de tarde. Acude mucha gente del barrio pero, sobre todo, de fuera de la ciudad atraída por el boca a boca. Los precios de sus medias raciones rondan los 3 euros y las enteras unos 6.

Taberna GóngoraSon famosos por sus boquerones al limón y sus abundantes y estupendas tapas como las albóndigas de venao en salsa, jabalí con tomate, croquetas caseras de bacalao, berenjenas fritas, calamares plancha o bacalao frito. Sus generosas raciones (a un precio medio de 3, 25 euros) consiguen que cada día acudan más personas a esta tradicional taberna. Además de sus asiduos clientes desde la apertura del establecimiento en el ao 1978. Todas las carnes de caza, pescados y otras especialidades de la casa son de elaboración propia, acompaadas de una bodega con vinos representativos de las Denominaciones de Origen más reconocidas del país. Esta taberna se encuentra en la calle Conde de Torres Cabrera, 4 y está abierta en horario de 8 de la maana a 16 de la tarde y de 20 a 00 horas de la madrugada. Domingos cerrado.

Bar MorilesNo suele tener un plato específico con el que diferenciarse pero, en su conjunto, ofrece unas raciones bastante considerables lo que le garantiza seguidores cada día. Según Rafael Cordón, tercera generación de esta casta hostelera, opina que quizás la forma y las cantidades en las que sirven el queso llame la atención de los clientes ya que su padre era una persona que, respecto a la comida, era muy generosa y ofrecía unas proporciones fuera de lo normal. En vez de la típicas cuitas, lo presentan en taquitos o ladrillitos que sientan mejor. Aparte de esto, la parrillada de carne es descomunal y las medias raciones o las enteras como el rabo de toro, croquetas, berenjenas con salmorejo, carrillada a la miel de caa (quinto puesto en el concurso de tapas), flamenquín, tortilla se salen de la órbita. Está claro que el Moriles combina a la perfección la buena relación cantidad calidad y precio. Una fórmula que consigue que el local esté siempre lleno de familias, comidas de empresa o amigos. Sus medias raciones rondan los 3 euros y medio y las raciones completas unos 5 o 6 euros. Este bar de comida casera y tradicional de Córdoba abre sus puertas al público en horario de media maana hasta las 2.30 horas de la madrugada. Cuentan con varios establecimientos: en la calle Antonio Maura, 21 y 23, frente a los Jardines de Juan Carlos I (Ciudad Jardín) y Arroyo del Moro.

Casa FranSu plato estrella es las patatas al pelotón. Abundan hasta salirse del plato. Tanto es así que una pareja puede cenar perfectamente con una única ración. Raciones grandes que se combinan con el buen sabor y el toque del cocinero que prepara cada menú con mucho mimo y esmero. Esta taberna típica de la ciudad cuenta con una carta de comida casera muy completa. En ella, encontrarás platos muy buenos en relación calidad precio como el salmorejo de espárragos, croquetas, flamenquines, rabo de toro, lomo de buey, puntas de solomillo con setas de jamón, ensalada de queso de Zuheros o de perdiz, o la flamenca compuesta por un lomo empanado y rellena de gambas, jamón de york y queso. Los clientes piden poco porque saben que las raciones son muy grandes. Los precios oscilan entre los 5 euros y medio para las medias raciones y los casi 8 euros para las enteras. Su horario es de 8 de la maana ya que sirven también desayunos y continúan hasta las 2.30 de la madrugada. Dirección: Calle Manuel Fuentes el Bocanegra, 31

El jardín del LitriEste bar situado en la Avenida de Cádiz 43, junto al Hotel Hesperia, puede presumir de servir el plato de churrasco más grande de Córdoba acompaado de una rica ensalada. Unos 700 gramos de esta carne hace las delicias de los comensales que, en muchas ocasiones, les cuesta acabar el plato por la gran cantidad que ponen. Disponen de una carta muy variada de comida totalmente casera. En ella, podrán encontrar desde rabo de toro, flamenquín, revueltos a pescados frescos, pasando por una carta más refinada pero sin olvidar la cantidad de ingesta de ventresca de atún con tomate cordobés o merluza de pincho con gambas y almejas. El precio medio de las medias raciones ronda los cuatro euros y medio y las raciones a ocho. Su clientela habitual es gente del barrio, turistas y, sobre todo, familias que buscan disfrutar de una comida como hecha en casa.
botas ugg hombre baratas Diez sitios donde comer en grandes cantidades en Córdoba