ugg outlet online store PRIMER SECRETARIO DEL PARTIDO UNIDO DE LA REVOLUCION SOCIALISTA DE CUBA Y PRIMER MINISTRO DEL GOBIERNO REVOLUCIONARIO

tiendas ugg en españa PRIMER SECRETARIO DEL PARTIDO UNIDO DE LA REVOLUCION SOCIALISTA DE CUBA Y PRIMER MINISTRO DEL GOBIERNO REVOLUCIONARIO

Este acto siempre nos reserva, cada a alguna sorpresa (APLAUSOS y EXCLAMACIONES). Yo no digo una sorpresa para ustedes, sino una sorpresa para nosotros; es decir, siempre lo encontramos m grande cada a (APLAUSOS). Y a veces uno se pregunta: C andar los Comit (EXCLAMACIONES DE: “Bien!”) Se habr dormido sobre los laureles? (EXCLAMACIONES DE: “No!”) Habr bajado la guardia? (EXCLAMACIONES DE: “No!”) Por lo que se ve aqu ni se han dormido ni han bajado la guardia! (APLAUSOS.)

Y tambi siempre tenemos algunas otras peque sorpresitas nosotros, como es el caso de que hoy no se oye bien aqu en la tribuna y, por lo tanto, los compa que est m cerca pues tendr que leer en el peri muchas de las cosas que se digan aqu habr que hablar por se con ellos (EXCLAMACIONES). Pero parece que por all abajo se oye bastante bien (EXCLAMACIONES DE: “S Debe ser alg problema de los especialistas en cuestiones de altoparlantes. Pero bien, lo importante es que ustedes puedan o bien (APLAUSOS).

Si los Comit no han bajado la guardia, eso es una cosa muy buena. Ni los Comit pueden bajar la guardia ni la Revoluci puede detener su vigorosa marcha.

Cinco a cumplen hoy los Comit y cinco a son cinco a Y cinco m dos, son siete a Es decir que pronto la Revoluci que es un poquito mayorcita que los Comit cumplir tambi su VII aniversario (APLAUSOS). Y han sido siete a de un tremendo esfuerzo nadie podr negar eso , de un esfuerzo m o menos fruct no todo lo fruct tal vez, que todos habr deseado. Creo que nunca podremos ni debemos sentirnos satisfechos de lo que se haya hecho. Pero de algo debemos estar muy convencidos, y es de que una revoluci no permite ni tregua ni descanso.

El trabajo de siete a nos ha tra muchas cosas, sin embargo, cu m tendremos que esforzarnos, que trabajar y que luchar en los a venideros.

La organizaci alcanzada por nuestro pueblo, su nivel de conciencia pol y revolucionaria, de lo cual es una prueba entre otras muchas este mismo acto, es sin duda impresionante; sin embargo, en los a venideros debemos esforzarnos por organizar a mejor nuestras fuerzas, emplear a mejor nuestras energ lograr a mayores frutos.

Muchas cosas nos faltan todav por realizar. En estos primeros a de la Revoluci primero fue defender la Revoluci misma, resistir las agresiones y seguir adelante; eso fue lo m importante. El pueblo ha tenido que trabajar, crear, organizarse sobre la marcha, en medio de las dificultades.

Los m exigentes siempre piensan que todo no se ha hecho perfecto. Que todo no se ha hecho perfecto, lo sabemos todos; que todo se puede hacer mejor, lo deseamos todos. La diferencia entre el exigente consciente y el exigente inconsciente es que, por lo general, el inconsciente cree que las cosas son f cree que las dificultades no existen, y le achaca a la incapacidad, o a la maldad, o a la mala fe de los hombres si las cosas no marchan mejor; el exigente consciente sabe que las dificultades existen, sabe que nada se logra sin mucho esfuerzo, sin mucho aprendizaje, sin mucha experiencia; el hombre consciente no se imagina que las cosas son f porque las cosas parecen tanto m f muchas veces cuanto menos revolucionario se es, las cosas parecen m f cuanto menos se ha visto el hombre muchas veces en la necesidad de resolver los problemas. Y las cosas son como son y aparecen tal como son en la medida en que los hombres se enfrentan a las dificultades y a los problemas y tratan de resolverlos.

En estos a de Revoluci el aprendizaje ha sido amplio, y nuestra Revoluci en muchas cosas se mira como un ejemplo. Sin embargo, hay problemas no resueltos todav por nuestra Revoluci Me refiero no solo a problemas de orden material; problemas de orden material hay muchos todav no resueltos por la Revoluci

Para tomar un ejemplo bien claro: el problema de la vivienda es un problema no resuelto todav por la Revoluci un problema que ni siquiera la Revoluci ha podido comenzar a resolver seriamente, y un problema que la Revoluci tiene que resolver cuanto antes, y tiene que comenzar cuanto antes a resolver seriamente (APLAUSOS), por cuanto es un factor de car social important que adem influye extraordinariamente en la econom y en la producci

Los que han estudiado las necesidades de vivienda de nuestro pa calculan que para satisfacer, digamos, en el a 1975, es decir, tener satisfechas para esa fecha las necesidades de viviendas de nuestra poblaci que para esa fecha la calculan en aproximadamente 10 millones de personas, se necesita construir 1 200 000 viviendas. Para construir 1 200 000 viviendas, hay que construir aproximadamente 100 000 viviendas por a Para construir 100 000 viviendas por a con los m actuales, har falta aproximadamente 2 millones de toneladas de cemento solo para viviendas. La producci de cemento que hab en nuestro pa al triunfar la Revoluci alcanzaba apenas la cifra de 800 000 a 900 000 toneladas por a para todas las necesidades de construcci

Se construye una planta en Nuevitas, se comenzar r a construir otra en la provincia de Las Villas, mas todav no ser suficiente. Y una nueva planta deber ser construida antes de 1970 para alcanzar en esa fecha la cifra de 2 millones de toneladas. Y, sin embargo, 2 millones de toneladas ser lo que significar para construir por a las viviendas que necesitar nuestro pa para satisfacer sus necesidades reales.

Para el a 1970 tendremos los 2 millones de toneladas. No podremos invertir esas toneladas simplemente en construir viviendas; infinidad de necesidades existen y se ven por todas partes. Cu escuelas, por ejemplo, no hacen falta! Tenemos incluso los problemas de locales, debido a lo cual hay casos de ni que tienen que esperar hasta tener seis a para ir a la escuela; incluso ha proliferado cierto tipo de escuela privada, donde algunas familias mandan a los ni que todav no tienen esa edad, sencillamente por un problema de falta de locales para escuelas.

Sin embargo, ser necesario encontrar los medios de poder construir esas 100 000 viviendas por a acudiendo a determinadas t Y en ese sentido los t del Ministerio de Obras p est trabajando con extraordinario inter a fin de resolver ese problema no solo con cemento; es decir, con mucho menos cemento que estas construcciones tradicionales. Y est desarrollando, por ejemplo, algunas t partiendo del barro, para hacer algo todav m fuerte que el ladrillo y que puede servir de recurso material para las construcciones de viviendas que llevan el m de cemento. Y, desde luego, implica esto la soluci de uno de los problemas m dif que es el problema del techo.

Las necesidades de viviendas existen en todas partes, en la ciudad y en los campos. Y nosotros tenemos la seguridad de que esos compa con el esfuerzo que est haciendo, van a dar con la soluci adecuada, y podremos comenzar lo m r posible para tratar de alcanzar esa cifra de 100 000 viviendas por a que necesitaremos para poder resolver de una manera real nuestras necesidades (APLAUSOS). Ellos est estudiando la manera de hacer incluso edificaciones de varias plantas, para hacer las paredes de ese material, aunque naturalmente en ese caso el armaz del edificio debe ser construido con cemento y con cabillas.

Pero es un problema que a nuestro entender tiene soluci y tenemos la seguridad de que le encontraremos soluci y lo resolveremos.

Les pon este ejemplo de nuestras necesidades de orden material, soluciones todav por hallar, pero puedo citar otros: el problema de los caminos en la agricultura. Un impresionante desarrollo agr est teniendo lugar en nuestro pa Los que han salido a los campos, los que han tenido oportunidad de realizar alg tipo de trabajo voluntario, saben el enorme esfuerzo que el pueblo est haciendo en la agricultura. Todo eso requiere un desarrollo tambi no solo de viviendas, sino de caminos; no hacemos nada con producir enormes cantidades de productos en nuestros campos si no tenemos los caminos para poder extraer esos productos, si no desarrollamos un sistema de comunicaci acorde con ese desarrollo. Pues bien: seg los c de los compa que trabajan en el frente de la agricultura, se estima la necesidad de hacer unos 100 000 kil de caminos en el campo, cien mil kil son cien mil kil Vuelvo a usar aqu este m para recalcar la importancia de determinadas cifras. Y, desde luego, nos aprestamos para abordar esas tareas y cumplir esas tareas. Pero para ello ser necesario que nuestras fuerzas est todav mejor organizadas, ser necesario que nuestros recursos humanos y materiales, y nuestros recursos naturales, sean todav mejor empleados.

Para resolver estas tareas de orden material, ser necesario tambi resolver otros problemas de orden institucional, abordar otras tareas de orden no material, sino institucional, y que tienen una importancia muy grande para la marcha futura de la Revoluci

Nuestro aparato estatal, por ejemplo, al surgir en medio de la Revoluci como creaci nueva que habr de sustituir el viejo aparato administrativo del Estado, ha adolecido, naturalmente, de todas las deficiencias que una cosa nueva y compleja como esta trae consigo inevitablemente. Pero se ha estado realizando, sobre todo en los tiempos, un esfuerzo muy considerable para mejorar la eficiencia del aparato administrativo del Estado. Y en algunos de esos aparatos se ha avanzado ya considerablemente, en otros no. Algunos, desde luego, de suma importancia, han desarrollado un considerable nivel de organizaci y de eficiencia.

Unido a esto, el esfuerzo por ponerle fin al fen o al vicio del burocratismo, es decir, lo que llamamos burocratismo, que es esa hipertrofia de los aparatos administrativos, de esa acumulaci en tipos de empleos de esa Y se ha estado trabajando intensamente, sobre todo desde que termin la zafra, a lo largo y ancho de la isla, en el plan de lucha contra el burocratismo que se va llevando a cabo de la mejor manera posible, y sobre todo con vistas a utilizar todo ese personal que ha estado situado en exceso en el aparato administrativo, para capacitarlo y para prepararlo. Se han estado organizando las escuelas y se ha estado avanzando considerablemente en ese sentido; y se seguir avanzando. Y ya se observa, por lo pronto, que hubo un verdadero freno en ese torrente creciente que llevaba al camino de las oficinas y de los ministerios. Y esto es una esperanzadora realidad.

Mas los problemas no existen de una manera aislada en medio de la sociedad. Nosotros nos hemos preguntado qu relaci hay entre ese freno que se ha establecido al burocratismo y el hecho de que sean cada vez m las cartas que se reciben en nuestras oficinas vamos a decir las oficinas del Palacio, que nosotros las hemos compartido con el compa Presidente, porque hay algo de lo cual me siento muy satisfecho y es que aqu hab una oficina, un premierato, y en realidad tengo la satisfacci de que todo ese gasto de cerca de un mill de pesos pues le fue ahorrado a la rep suprimiendo aquellas oficinas que no produc absolutamente nada (APLAUSOS).

Y a las oficinas del Palacio presidencial llegan numerosas cartas todos los d sobre distintas cuestiones, distintos problemas, y un grupo muy esforzado de compa y compa estudia esas cartas. En esas cartas se ha revelado, en los tiempos, un aumento de los casos de personas que plantean su situaci de este tipo de problemas: casos de personas que, por ejemplo, se han quedado viudas, que eran esposas de un hombre que trabajaba en una m de alquiler, o que trabajaba, digamos, como carpintero, por cuenta propia, y que, como consecuencia, al morir, se han quedado en el mayor desamparo; madres de seis, siete y ocho hijos, en una situaci desesperada. Porque en el tipo de tarea que desarrollaban, que no pertenec a una empresa, a un centro obrero, pues no estaban incluidos dentro de los beneficios del retiro o de la pensi que constituye una ayuda para la familia en esos casos. Y repito que el n de cartas hablando sobre esos problemas se fue incrementando mes por mes en los meses.

Nosotros nos pregunt Tendr esto alguna relaci con el hecho de que se ha puesto un freno al incremento burocr Es posible que eso haya tenido alguna influencia. Otros casos son los casos de trabajadores tambi por su cuenta, como casos de choferes de alquiler, que el carro se les va poniendo viejo hasta que ya no resulta un instrumento de trabajo y surge el problema.

El incremento de este tipo de necesidades nos llev al prop de hacer una investigaci sobre todo en esos casos de la familia. Desde luego que se han creado numerosas escuelas donde, cada vez que se presenta una situaci de este tipo, tr y dif inmediatamente se facilitan becas para los ni de familias que han quedado en una situaci de este tipo. Pero eso todav no es suficiente, porque necesitan vivir.

Y nosotros hemos estado pensando tambi en encontrar una soluci de tipo econ a todos esos casos, creando determinados centros de trabajo donde puedan esas personas realizar un trabajo y ganarse la vida aunque su productividad no sea muy alta; porque si la productividad es de 500 pesos o de 1 000 pesos al a eso de todas maneras incrementa la econom del pa en 1 000 pesos; aunque, desde luego, sea una productividad baja, eso es preferible a ninguna productividad.

Y tambi creemos, y en ese sentido estamos dando los pasos pertinentes, de que en nuestro Estado socialista, en nuestro pa socialista, si bien es cierto que en estos tiempos en que tenemos que invertir nuestros recursos en instrumentos de trabajo y en f y no en lujos habr cosas que no se puedan obtener, debe ser un principio esencial que no exista una sola persona desamparada en el seno de nuestra sociedad socialista (APLAUSOS).

Ciertamente, ciertamente que en nuestros campos desapareci por completo el desempleo; cierto que m de medio mill de personas est trabajando, que no estaban trabajando antes de la Revoluci En las ciudades no ha sido tan f de encontrar el empleo absolutamente para todos; pero con la incorporaci de la mujer a numerosos trabajos, estamos encontrando tambi la v para resolver, en parte, este problema. Pero el empleo pleno no es suficiente, el empleo pleno no significa la satisfacci de las necesidades de todos y cada uno de los individuos de un pa
ugg outlet online store PRIMER SECRETARIO DEL PARTIDO UNIDO DE LA REVOLUCION SOCIALISTA DE CUBA Y PRIMER MINISTRO DEL GOBIERNO REVOLUCIONARIO